17.7 C
Puerto Vallarta
martes, enero 25, 2022
spot_img

Puerto Vallarta como los buenos vinos (II)

Plusvalía,  llave que abre la puerta a las inversiones redituables en la venta, adquisición  y renta de propiedades. Bahía de Banderas reúne una serie de ventajas y atributos que se reflejan en la revaloración constante de los bienes raíces.

Resulta conveniente aclarar que cuando en este espacio se menciona Bahía de Banderas, se hace referencia a la extensa zona que incluye los estados de Jalisco y Nayarit, ya que para efectos socioeconómicos conforman un conglomerado.

La industria turística actúa como punta de lanza para estimular a los demás sectores productivos que en su conjunto conforman una de las regiones más prósperas del país.

Según datos del periódico El Economista, en el 2019, antes de la pandemia, Puerto Vallarta tuvo una ocupación hotelera del 75%. La disminución de las medidas de confinamiento, en gran parte gracias a la vacunación,  permite esperar una pronta recuperación en la economía, incluida la de los bienes raíces. La nueva realidad en que se vivirá en los próximos años representa un reto que exige capacidad de adaptación e inventiva.

En la anterior publicación se tocaron los renglones de ubicación y biodiversidad como relevantes de la plusvalía. Un punto de partida para continuar analizando el tema, es la infraestructura. Concepto que abarca la variedad de servicios, obras públicas y privadas con que cuenta determinada región.

La movilidad y conectividad tanto por tierra, aire  y mar, entre otros rubros, explican el progreso de Bahía de Banderas. Cuenta con una red de caminos y carreteras que permite el desplazamiento ágil de personas, así como de bienes y mercancías necesarias para una mejor calidad de vida tanto de sus habitantes como de los turistas.

En cuanto a la conectividad aérea, cuatro líneas internacionales y cuatro nacionales aterrizan en las modernas pistas del aeropuerto de Puerto Vallarta. La terminal  también atiende  vuelos dedicados a la transportación de los productos que demanda y ofrece una población comercialmente dinámica.

La zona ha sabido aprovechar al máximo su privilegiada ubicación costera. Dispone de una avanzada infraestructura portuaria que recibe embarcaciones de todo el mundo. Por supuesto, destaca el transporte de pasajeros, en donde la modalidad cruceros es uno de sus más famosos e importantes atractivos. Tres puntos de atraque facilitan las llegadas de cruceristas principalmente de los Estados Unidos, pero también del resto de América,  Europa y Asia.

Por otro lado,  Bahía de Banderas se distingue por ofrecer entretenimiento para todos los gustos, como paseos en lancha, buceo y paracaidismo, entre otros muchos. Además tiene diferentes personalidades, una de ellas es la “aristócrata”.  Para responder a sus exigentes requerimientos ofrece tres marinas de lujo: la de Cruz de Huanacaxtele, Nuevo Vallarta y Banderas.

Otro  punto fundamental para apuntalar y fortalecer el valor de una zona es el suministro de servicios urbanos como agua, electricidad, gas, hospitales, escuelas, mercados y un largo etcétera. Aquí se dispone de todos ellos en calidad y cantidad suficientes.

Lo anterior es tan solo un breve panorama de los muchos factores que aportan a la alta plusvalía de las propiedades de este destino. Enumerar todos y abundar en cada uno de ellos resultaría demasiado extenso, baste considerar que no se ha hablado de cultura y centros de diversión, por ejemplo. Sin embargo, con lo mencionado es suficiente para saber que en este paraíso las inversiones en bienes raíces están en puerto seguro. Cabe recordar que las épocas de crisis, suelen convertirse en excelentes oportunidades. Como le sucede a los buenos vinos, en Bahía de Banderas el tiempo juega a su favor.

Hector Marín

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Conéctate

3,136SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Edición Digital -spot_img

últimos artículos