mayo 17, 2024
angel-ciudad-de-mexico
Facebook
Twitter
LinkedIn
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Nómadas Digitales y Gentrificación en México

Ya son casi tres años desde que inició la pandemia por covid-19 y ésta trajo consigo un sin fin de cambios en multiples ámbitos que tocan todas las áreas de nuestra vida, dígase arquitectura, viajes, economía, negocios, salud, entre muchas otras.

Otro gran cambio fue la transformación del paradigma del trabajo. Antes de la pandemia, en la mayoría del mundo, se trabajaba un horario fijo y en la oficina, pero esto cambió desde que tuvimos que confirmarnos en nuestros hogares, y las empresas se vieron obligadas a continuar sus operaciones desde casa. Esto permitió a millones de personas decidir desde dónde querían trabajar y es así como cobra fuerza este término de “nómadas digitales”.

Nómada digital se refiere a la persona que tiene la posibilidad de realizar su trabajo 100% de manera remota y y decide hacerlo desde ciudades atractivas, con mucha actividad cultural, buen clima, gran oferta de servicios y donde las rentas son más baratas y el poder adquisitivo de los extranjeros es mucho mayor, es decir, su dinero vale mas.

Un ejemplo de estas ciudades atractivas donde los nómadas digitales han optado por residir es Ciudad de México, en particular en las colonias Condesa y Roma. El gobierno local tomó nota de los beneficios económicos y creó incentivos para atraer a más de ellos, pero la consecuencia ha sido el descontento de los locales pues, si bien hay un gran derrama económica, el fenómeno de la gentrificación comienza a hacer estragos impactando negativamente en la vida de la gente local.

Pero ¿qué es la gentrificación? La Fundación Universidad de América la define como un fenómeno urbanístico en el que un barrio, por ciertas circunstancias, adquiere mayor plusvalía, lo que causa que se torne atractivo para que un sector de ciudadanos, con mayor nivel adquisitivo, dirija su mirada a este, “lo que incentiva el desarrollo de nuevos proyectos inmobiliarios, que comienzan a modernizar el entorno”.

En consecuencia, el precio de las rentas se eleva, las edificaciones son habitadas por más personas de otros segmentos socioeconómicos y, por lo tanto, se transforma por completo la fisonomía urbana. Es decir, las personas originalmente habitantes de la zona comienzan a salir por ya no poder sostener el nivel de vida.

Pero a pesar del efecto modernizado y comercial con la llegada de los nómadas digitales a Ciudad de México y en especial a la Roma y a la Condesa, el excesivo aumento en las rentas y servicios ha terminado por desplazar a los residentes locales a zonas aledañas porque resulta imposible competir con el poder adquisitivo de los extranjeros en términos nominales.

Para ejemplificar, el precio promedio de rentar un departamento de dos recámaras es de 22,314 pesos, indican datos de Vivanuncios, mientras las personas millennial tienen un salario de 9,329 pesos mensuales, según BBVA.

Este mismo fenómeno está ocurriendo paralelamente, aunque en menor medida, en otras ciudades del país, como en Guadalajara, Puerto Vallarta y Tulum, donde a pesar de la modernización de servicios, apertura de comercios y espacios para el entretenimiento, el poder adquisitivo de los locales está disminuyendo en términos comparados.

¿Tú qué opinas sobre los nómadas digitales y la gentrificación?

 

¡Puedes compartir este post!

Facebook
Twitter
LinkedIn
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Bienvenido
¿En qué podemos ayudarte?